martes, 18 de junio de 2013

Isabel Marant diseñará una colección exclusiva para H&M



La gran noticia de la semana pasada en el mundo de la moda ha sido la colaboración de Isabel Marant para H&M. Isabel Marant es una de las diseñadoras más copiadas por las grandes firmas del low cost. Su éxito es un caso de estudio.

Las colaboraciones de la firma sueca H&M con grandes firmas de lujo se han convertido en una especie de happening de otoño, en la cita más esperada de todos los meses de noviembre desde hace varios años ya. No sólo por la insólita oportunidad de hacerse con una pieza inaccesible en versión low cost, sino porque las elecciones de la compañía textil son cada vez más interesantes: Versace, Marni, Maison Martin Margiela y, ahora, Isabel Marant



La diseñadora francesa, se enfrentará ahora al reto de aplicar los mimos códigos que han hecho de su firma una de las más exitosas del mundo –una mezcla de chic parisino, espíritu bohemio y naturalidad– a una colección cápsula tan deseable como las suyas propias y con un precio mucho más reducido. Es la oportunidad de Marant de resarcirse, después de haber ganado a pulso el dudoso honor de ser la diseñadora más copiada de las últimas temporadas.

Una colección cápsula de moda femenina, masculina y accesorios para el gigante sueco, que se lanzará el próximo 14 de noviembre de 2013 en cerca de 250 tiendas de H&M repartidas por todo el mundo y a través de su tienda online. Lo más curioso de todo: que también habrá una colección para hombre, Isabel Marant se estrena en este campo.




En palabras de la propia diseñadora según la nota de prensa enviada por H&M:

“Me siento halagada por esta colaboración. H&M trabaja con los mejores diseñadores, esta invitación es un verdadero honor. Mi objetivo es crear ropa auténtica que la mujer quiera ponerse en su vida diaria con esa pizca de descuido que considero tan parisino: vestir con elegancia pero sin esmerarse demasiado y seguir luciendo sexy. La colección refleja esta sencillez y actitud. Todo se puede combinar según el instinto individual: mi propuesta de moda se basa en la personalidad”, ha afirmado Isabel Marant.



Margareta van den Bosch, asesora creativa de H&M expresa su alegría:

“En H&M estamos entusiasmados de que Isabel Marant sea nuestra diseñadora invitada. Esa característica mezcla de elementos en sus colecciones crea un estilo urbano y sencillo de lo más contemporáneo. Tiene ojo para los detalles étnicos y la habilidad de crear prendas que la gente realmente quiere llevar. Estamos seguros de que la colección hará las delicias de los clientes”. 


Todas las mujeres del mundo han querido tener un “look francés” en algún momento de sus vidas. Ese concepto tan inconcreto que puede ir desde del estilo más refinado al más bohemio, y que por supuesto cambia con las modas. Pero que debe mantener siempre ese ansiado chic tan aspiracional fuera de Francia. Isabel Marant ha conseguido posicionarse a la cabeza de ese ansiado hueco sin aportar nada nuevo, algo que sin duda tiene mucho mérito.


Gran parte de ese puesto es culpa de Vogue Francia. El nuevo “chic parisino” se ha escrito a imagen y semejanza de la que hoy es su directora Emmanuelle Alt: un estilo que empieza por la cabeza, en la que el pelo estratégicamente despeinado es parte del look y termina en los pies con unos salones de tacón o botas en invierno. Un toque masculino que no pierde el sexy. Vaqueros pitillo blancos, negros o rojos con los bajos remangados. Algún toque militar, rockero, étnico según la temporada.

Además, conviene no olvidar que Alt es amiga íntima de Marant y que casualmente está casado con Franck Durand, consultor creativo de la marca. La unión hace la fuerza.

A todo eso le unimos a algunas famosas y a las modelos más fotografiadas tras los desfiles para los fotógrafos de street style con sus prendas y tenemos gracias al “paparazzi look” una de las mejores y más barata campaña de la historia de la moda.


Y ese “nuevo chic francés” cala en la moda low cost. Por su sencillez y por su falta de complicaciones. Marant se convierte en la firma más clonada de los últimos años: sus Willow (esas zapatillas con cuña interior), los salones de tacón con el lazo lateral, las blusas con bordados, jerseis de punto, camisetas de algodón de estilo deportivo, blusas con pedrería,… Y todo a pesar de que las marcas saben que recibirán una correspondiente denuncia pues Isabel Marant es una de las marcas que más denuncias ha puesto por plagio. Y las gana. Por ejemplo, en 2008 Naf Naf tuvo que pagar más de 75.000 euros por plagio de un vestido.

Por todo eso no resulta extraño que algunos tuiteros se hayan hecho eco de la noticia de su futura colaboración con H&M diciendo que no hace falta esperar a que la colaboración llegue a las tiendas en noviembre porque toda su colección ya está en cualquier Zara, Mango o el propio H&M.


Quizá este caso sea uno de los mejores ejemplo de la gran paradoja de la moda aspiracional frente a la low cost. Cómo Isabel Marant ha conseguido a través de fashionistas, bloggers y amigas posicionar a una marca que no vende ni calidad, ni logos ni diseño, pero que agota los productos más clonados a pesar de sus precios astronómicos.

Vestidos.









Pantalones.



Abrigos



Jerséis multicolor, blazer con aplicaciones y armilla de espejitos.



Calzado.






Isabel Marant ha pasado en pocos años de ser una diseñadora parisina de culto a una gran marca internacional. Es la favorita de editoras de moda y celebrities como Kate Bosworth o Sienna Miller, pero también de muchas mujeres no famosas que visten regularmente sus diseños. Sus prendas consiguen convertirse en las más deseadas sin renunciar a la comodidad y la versatilidad, ahí reside el éxito de Isabel Marant.


Isabel Marant es más que una marca, es un estilo de vida. Cuando piensas en pantalones pitillo, camisas o prendas de punto, botas y stilettos de no mucha altura, piensas en Isabel Marant. Una mezcla entre el mundo masculino y el femenino con un poquito de rock ‘n’ roll. Ella misma encarna la simplicidad de sus diseños, el effortless chic que le llaman, con su forma de vestir, ese pelo que nunca ha tocado un tinte y esa cara que rara vez vemos con maquillaje.


Marant cuenta en muchas de sus entrevistas en qué cree ella que reside su éxito. No hay muchas marcas con las que te puedas vestir en el día a día e Isabel Marant es una de ellas. El común de los mortales no tenemos fiestas y alfombras rojas cada día, lo que tenemos es que ir a trabajar, llevar a nuestros hijos al colegio e ir a mil sitios sin un chófer que nos lleve a donde necesitemos. En una industria en la que muchos diseñadores son hombres, ella siempre ha diseñado para sí misma y sigue la pauta que el director de su escuela de moda le dio: “No quieras que otras personas utilicen las prendas que tú no utilizarías”.


Pincha en este enlace para ver el vídeo:





¡¡¡En mi calendario ya tengo reservado el 14 de Noviembre. Ese día no estaré disponible para nadie... ;-) !!!!